Cuaderno de bitácora

Día 12 de diciembre de 2008

Fuerte oleaje en el mar de las dudas, con viento norte que arrecia desde la madrugada. El riesgo de naufragio es cada vez más evidente, y la tripulación se muestra nerviosa mientras el capitán sigue sin hablar, mirada perdida sobre el horizonte.

Este barco que hace una semana parecía insumergible ha pasado a ser un inestable velero que nos mantiene a duras penas. Esperaremos a que pase la nube negra en soledad. Como tantas veces.

Antonio

naufragio1

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s