El sueño perdido

Ayer tarde perdí un sueño,
se me cayó de las manos.

La gente descuidada lo pisó
con sus pies de barro y sus prisas.

Llegó la noche. Mi sueño moribundo sangraba,
deliraba, se moría.

De pronto sintió en su pequeña carita
el roce de unos dedos suaves,
y una voz cálida que le dijo: “levántate”

…eras tú

 Angel

Antonio

Anuncio publicitario

2 comentarios en “El sueño perdido

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s