Desde la arena

Los recuerdos llegan como la marea.

Lentamente me inundan,

y al retirarse, la arena queda llena

de cositas que se hundieron

y restos de naufragios,

dejando la marca

de hasta dónde me llegaste anoche.

Como el mar vas y vienes hasta mi orilla,

como el mar.

Antonio

Anuncio publicitario