Alguien dijo una vez que como un hombre piensa así es su vida, y es que el mundo en que vivimos es, a fin de cuentas, como nosotros lo interpretemos. Por eso ante las mismas circunstancias, unos se derrumban y otros salen fortalecidos.

Da pena ver la cantidad de tiempo que gastamos en excusas, pretendiendo que las cosas cambien a nuestro favor, imaginando el futuro y viviendo en diferido… ignorando lo bueno y tan atentos a lo malo.

Tal vez no podamos cambiar las circunstancias, pero sí nuestra reacción hacia ellas. No hay por qué ser como esa hoja que arrastra el viento, que cayendo en la hierba se sentirá dichosa y si cae en un charco maldecirá su suerte. Definitivamente tenemos la capacidad de mejorar nuestra vida a través del pensamiento: valorando lo que tenemos, buscando la belleza de las cosas y esforzándonos en ver el lado bueno.

Si en un saquito metes rosas olerá bien. Si metes basura ya sabes cómo olerá. Eso ocurre con nuestro cerebro y los pensamientos positivos o negativos. Buenos pensamientos y buenas acciones te convertirán en una persona feliz.

Disfrutemos del enorme placer de estar vivos.

Antonio

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s